La decadencia de las estrellas NBA

En este primer artículo de la web, vamos a realizar un estudio sobre la decadencia de los jugadores durante su carrera en la NBA. Como referencia para hacer el estudio tomaremos distintas estadísticas avanzadas, se explican a continuación.

Estadísticas avanzadas

El Rating de Eficiencia o PER (por sus siglas en inglés, Player Efficiency Rating), fue creado por John Hollinger, actualmente jefe de operaciones en los Grizzlies pero con un pasado muy ligado a la prensa (trabajó en ESPN por ejemplo) y a la estadística aplicada al baloncesto. El PER se considera un "todo en uno" para medir el rendimiento de un jugador. Si estáis interesados en profundizar podéis consultar su fórmula de cálculo aquí. Resumiendo, según su propio creador "suma las acciones positivas del jugador, resta las negativas y ajusta el rendimiento a los minutos jugados".

Además del mencionado PER, tomaremos también otras estadísticas avanzadas para realizar un estudio más completo y poder obtener resultados más óptimos. Por ejemplo, el porcentaje de uso del jugador (%USG) o el Win Share. El %USG mide la cantidad de ataques de su equipo que finaliza el jugador cuando está sobre la pista (puede ser un tiro anotado, un tiro fallado, una pérdida, una falta en ataque...). El Win Share fue desarrollado por Bill James para medir la influencia del jugador en las victorias de su equipo, sobre el papel, la suma de Win Shares de una plantilla al completo es igual al total de victorias del equipo al finalizar la temporada (más o menos).

Los jugadores seleccionados para el estudio

Con la finalidad de que las conclusiones que podamos obtener tras la lectura de este artículo puedan ser más concluyentes, hemos tomado exclusivamente a jugadores cuya carrera ya ha finalizado. Los jugadores elegidos para el estudio por su calidad de estrellas, por ocupar diferentes posiciones, y por no irnos demasiado atrás en el tiempo, son los siguientes: Allen Iverson, Kobe Bryant, Shaquille O'Neal y Kevin Garnett. Todos los jugadores llegaron jóvenes a la liga y tuvieron carreras largas y exitosas. Con la excepción de Allen Iverson, jugaron en la liga al menos hasta los 37 años. Se seleccionan dos exteriores y dos interiores para considerar si este aspecto pudiera ser determinante en la decadencia de sus carreras.

Estudio

La eficiencia

En el siguiente gráfico vamos a poder ver el PER temporada a temporada de cada una de nuestras cuatro estrellas. Para identificar una posible decadencia centraremos el gráfico según la edad del jugador. Se trata de un gráfico interactivo, por lo que podéis hacer click en el nombre del jugador y sus estadísticas desaparecerán del gráfico, si volvéis a hacer click, aparecerán de nuevo. De esta forma podréis ver claramente la representación de cada una de las estrellas sin que os molesten el resto de líneas. Un consejo, si estás leyendo esto desde el móvil, gira la pantalla para ver el gráfico en vertical. Los resultados obtenidos son los siguientes:

A simple vista podemos observar como a medida que se acerca el último año de su carrera cada jugador suele disminuir su rendimiento paulatinamente. Recordemos que el PER es un "rating general" que pide todos los aspectos del juego y tiene en cuenta el rendimiento por minuto. Es decir, para el PER, no es determinante el tiempo que un jugador pase sobre la pista, por eso es tan valioso para estimar el rendimiento real de un jugador, aunque sus minutos en cancha bajen, el PER puede continuar siendo alto si su actuación es positiva para el equipo.

Porcentaje de uso

Esta medición nos permitirá saber hasta que punto nuestros jugadores acaparaban el ataque de su equipo, ya sabéis, siendo el "finalizador" de la jugada. Esta medida puede ser tanto positiva (anotando puntos) como negativa (perdiendo balones, fallando tiros...). De nuevo se trata de un gráfico interactivo por lo que podéis eliminar al jugador que guste.

El resultado es muy similar al anterior gráfico, topes entorno a los 27-30 años y descenso progresivo hasta el último año de carrera, con una excepción. Kobe Bryant, el legendario jugador de los Lakers no parece seguir la dinámica de sus compañeros pues continuó teniendo un altísimo porcentaje de uso el año pasado, durante su última temporada en la NBA. Para bien o para mal (muchos le han criticado por chupón), ese es Kobe Bryant, nunca se escondió, nunca le quemó la pelota en las manos, y la estadística lo confirma.

Win-Shares

Tal y como expliqué algunas líneas más arriba, esta estadística es una aproximación de la influencia de cada jugador en las victorias conseguidas por su equipo. Para representarlo mejor haremos uso de otro gráfico. Se representan año a año los Win-Shares de cada jugador entre los 25 y 30 años (el teórico mejor momento de su carrera). De esta forma podéis también ver claramente que jugador ha sido más influyente para su equipo a lo largo de su carrera en la NBA. De nuevo podéis jugar con quitar y poner datos con un simple click, esta vez podéis quitar "edades".

Aunque hay cosas que me llaman la atención, como que parece que los jugadores interiores tienen más influencia en las victorias del equipo que los exteriores, no encontramos nada especialmente determinante para nuestro estudio en este gráfico. Para determinar la decadencia de los jugadores vamos a representar la gráfica centrándonos en los últimos años de cada jugador, comparando los Win-Shares de cada temporada con el mejor Win-Share de toda su carrera. Para este estudio nos centraremos en Kobe Bryant y Shaquille O'Neal.

Ahora sí, ahora si podemos ver como desciende el rendimiento en los últimos años, esta vez, incluso con Kobe Bryant.

Conclusiones

El estudio es bastante concluyente. Los jugadores NBA, como es lógico, disminuyen su rendimiento en los últimos años de su carrera. Pero como digo, esto no era ningún secreto. Lo interesante del estudio era poder determinar una edad en la que los jugadores empiecen su decadencia, tomando como referencia para ello, su mejor temporada en la NBA.

Bajo esta consideración, observamos según las métricas estudiadas, que la mayoría de jugadores alcanzan su madurez baloncestística a los 27 años, y que a partir de ahí por tanto, se podría determinar que comienza su decadencia. Si bien es cierto que la mayoría de jugadores mantienen el nivel alcanzado en su mejor momento hasta aproximadamente los 30 años, se evidencia un claro bajón en el rendimiento de estas estrellas a partir de los 31/32 años.

Si te ha gustado el artículo, agradezco que lo compartas en tus redes sociales o entre tus amigos. Si quieres contactar conmigo o hacerme algún comentario o sugerencia, por ejemplo, sobre futuros estudios que te gustaría que hiciera, tienes aquí abajo un formulario muy sencillo para contactar conmigo por correo electrónico.