Sus inicios

Larry Bird nació en Indiana, más en concreto en West Baden Springs, y se crió en una familia con problemas ecónomicos, de hecho, en más de una entrevista ha hecho referencia a esta etapa de la siguiente manera: “si tenía una deuda con el banco y nosotros necesitábamos zapatos, ella conseguía zapatos, y entonces negociaba con los tipos del banco. No quiero decir que no pagara sus deudas, pero sus hijos éramos siempre lo primero”.

Estas complicaciones se acentuaron más con el incipiente alcoholismo del padre de familia, Joe Bird, el que pondría fin a su vida en el año 1975, después de consumarse el divorcio, cosa que no apenó demasiado a Larry, que por aquel entonces contaba con 18 años de edad.

Los problemas domésticos no evitaron que Larry fuera uno de los mejores jugadores del equipo del instituto Springs Valley, de hecho, pasó a ser el máximo “encestador” de la historia del centro, lugar donde es recordado gracias a un retrato que es cuidadosamente conservado.

Una vez terminada la formación en el instituto, Bird continuó en su pueblo natal desempeñando diferentes trabajos, hasta que finalmente pasó a formar parte de las filas de la pequeña Universidad de Indiana State.

Con este conjunto consiguió disputar la final de la NCAA frente a la Universidad de Michigan State, en la que por aquel entonces despuntaba un poco conocido Magic Johnson. Además, Bird fue galardonado con diversos premios a nivel individual, tales como el Naismith Award,o ser nombrado como Jugador del Año por parte del medio de comunicación deportivo Sporting News. A esto se lo suma el hecho de que formó parte en dos ocasiones del mejor quinteto nacional, gracias a su espectacular promedio (30,3 puntos, 13,3 rebotes y 4,3 asistencias).

Su carrera profesional

Fue seleccionado por el equipo Boston Celtics en el Draft de la NBA celebrado en el año 1978, más en concreto, en el sexto puesto de primera ronda. Una vez escogido, Bird firmó un contrato por 650.000 dólares anuales, lo que suponía un auténtico récord entre los rookies.

Bird entró a formar parte de un conjunto con un balance negativo de 29 victorias y 53 derrotas, pero las cosas cambiaron con la llegada del novato, que consiguió mejorar escandalosamente esta situación tras conseguir junto a sus compañeros un mejor balance (61 victorias y 21 derrotas).

En esta nueva aventura, se encontró con el que era su máximo rival en la universidad, Magic Johnson, que formaba parte de Los Angeles Lakers. Sí cabe añadir que esa temporada Bird formó parte del All-Star Game de la NBA.

Una vez finalizado el curso regular, el buen rendimiento de Bird hizo que fuera el mejor de Celtics con un promedio de 21,3 puntos por partido, 10,4 rebotes y 4,5 asistencias. Pese a estos buenos números, el conjunto perdió las deseadas Finales de la NBA frente a Philadelphia 76ers.

En la que era su segunda temporada, Bird contó con el apoyo de los recién drafteados Robert Parish y Kevin McHale, que llevaron al equipo de nuevo a disputar los Playoffs, y entraron de nuevo en las Finales de la NBA. Una vez que superaron al conjunto Houston Rockets, los Celtics se alzaron con el título de la NBA, el que sería el primero de los tres que conseguiría Bird a lo largo de su trayectoria como profesional.

En el año 1984 Celtics ganó a Lakers en el séptimo partido de la Final, momento en el que Bird hizo un promedio de 27 puntos y 14 rebotes a lo largo de la serie, lo que fue premiado con el MVP de las finales y MVP de la liga regular. En el año 1985 tendría lugar la misma final, pero en esta ocasión Lakers salió ganador tras seis partidos. A pesar de esto, Bird fue designado como MVP de la temporada.

Los Celtics de Larry Bird llegarían a una última Final de la NBA en el año 1987, y debido a las lesiones perdieron la misma frente a Lakers, que había completado una excelente fase regular con 65 victorias.

 

Tras colgar las botas

La de 1988 fue la mejor temporada de Larry Bird en cuanto a estadísticas, ya que hizo un promedio de 29,9 puntos, 9,3 rebotes y 6,7 asistencias por partido, pero estas buenas cifras no permitieron que Celtics alcanzaran la final, algo que no sucedía desde hace cuatro años.

Al año siguiente, el alero sufriría una lesión en los talones que le haría pasar por quirófano, y en consecuencia, perderse prácticamente toda la temporada regular. En la nueva edición de la NBA tendría problemas de espalda, y formaba parte de una plantilla un tanto envejecida.

A pesar de estas desafortunadas lesiones, Bird mantuvo su mejor nivel, y en las últimas temporadas como profesional firmó un promedio de 20 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias por partido, siendo de esta forma el líder de su equipo en las diferentes fases de Playoffs.

Una ve finalizada su carrera como jugador, Boston Celtics se hizo con los servicios de Bird nuevamente, pero esta vez como asistente especial del equipo en las oficinas del club, posición que ocupó entre los años 1992 y 1997. Después, pasaría a ser el entrenador de Indiana Pacers, algo que era nuevo para él.

Alcanzó un total de 147 victorias y 67 derrotas en su primera aventura como técnico, lo que le permitió hacerse con el galardón de Entrenador del Año de la NBA en su debut. A esto se le suma el hecho de que en el año 2000 llegaría a las Finales de la NBA. Bird se convirtió en el director deportivo del equipo en el año 2003, y en la temporada 2011-2012 fue designado como Ejecutivo del Año de la NBA.

En estos momentos, Larry Bird es el dueño de un restaurante en Terre Haute que se llama “Boston Connection”.

 

 

Escrito por Carolina Álvarez Albalá
Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de la Comunidad de Madrid