Sus inicios

Germán Gabriel nació el 16 de noviembre de 1980 en la ciudad venezolana de Caracas, pero finalmente creció en Málaga, ciudad en la que jugaría sus primeros partidos de baloncesto en la cantera del Club de Baloncesto Málaga.

Dispurtaría sus primeros encuentros de la competición EBA en la temporada 1998-1999, y los tres años siguientes los completaría con el primer equipo y el Club Ourense de Baloncesto, hasta que fue cedido a Adecco Estudiantes por dos temporadas (2001-02 y 2002-03).

Su carrera profesional

En su siguiente temporada retornaría a la ciudad andaluza donde estaría un año más antes de poner rumbo al Lagun Aro Bilbao Basket, y en las celebradas entre 2005 y 2007 vistió la camiseta del extinto Akasvayu Girona, aunque acabaría nuevamente en su querido Unicaja de Málaga.

Firmó con el club madrileño Estudiantes en 2009-2010 y su labor en el conjunto le permitió entrar en la lista de 24 jugadores que propuso Sergio Scariolo para llevar al Campeonato Mundial de Baloncesto de 2010, aunque este finalmente no asistiría, Sí iría con el combinado español que ganó el bronce en el Eurobasket de 2013.

En junio de 2014 vuelve al país que le vio nacer y comienza a jugar con los Marinos de Anzoátegui de la liga venezolana, donde disputó la fase final de la misma.

Después de completar el final de la competición, vuelve a la liga española donde viste por última ocasión las camisetas del Bilbao Basket y el Unicaja de Málaga.

Disputaría su última temporada como profesional en los Marinos de Anzoátegui, antes de colgar las botas finalmente el pasado mes de noviembre.

Tras colgar las botas

Antes de poner punto y final a su carrera como jugador, Germán Gabriel publicó una carta en la que afirmada haber “llegado a odiar tanto a este deporte que me he dado cuenta de que en realidad era un sentimiento mal definido por mi parte, ya que cuando te entregas en cuerpo y alma a algo que amas, se mete tan dentro de ti que se convierte en una pasión obsesiva, la cual me acompañará el resto de mis días”.

El que fuera uno de los Juniors de oro y disputara hasta 20 partidos con la selección absoluta española daba estas declaraciones, a las que aportó cierto humor, y tampoco faltaron los agradecimientos dedicados a su familia, amigos, compañeros y técnicos.

A los 35 años de edad y después de 18 temporadas en la competición española, tiempo en el que vistió las camisetas de Unicaja, Estudiantes, Bilbao, Gerona y Ourense, con un total de 507 partidos, 9.265 asistencias, 427 triples, 1.869 rebotes y 481 asistencias, abandonaba la vida de jugador para embarcarse en una nueva aventura.

A pesar de que contaba con las ofertas de diferentes equipos de las competiciones de Argentina o Venezuela, decidió pasarse a los banquillos y convertirse en ayudante en IOWA Energy, conjunto de la Liga de Desarrollo (D-League) de la NBA, el que está vinculado a Memphis Grizzlies.

De este modo, Germán Gabriel no se desvincula del todo del mundo del baloncesto, el ex pívot internacional continúa siendo parte del deporte de la canasta, aunque va a divisarlo desde el banquillo tras hacerse con el título de entrenador y poniendo un pie en la competición anterior a la NBA.

 

Escrito por Carolina Álvarez Albalá
Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de la Comunidad de Madrid